martes, 11 de marzo de 2014

Sostenibilidad ¿Quién hace la puja más alta?


Yo lo veo así: estamos ante una de las pujas más importantes de la historia, lo que hace falta es ver quien son los pujadores y que es lo que se vende. Bien es cierto que hay bastante parte de la población que esta al día en noticias de prensa y actualidad en general, pero ¿es eso suficiente?. La mayoría de la españoles están dormidos, anestesiados, paralizados ante los problemas, ante tal alud de información.

Desde que se inició esta última crisis en el 2008 han sido muchas la medidas tomadas por el gobierno, que sin mucho escándalo (sigilosas entre gritos) han conseguido ver la Luz (menos mal que no todas). De entre estas medidas se ha hecho sangre al sistema nacional de salud, y la hemorragia...bueno esperemos se detenga.
Se ha discutido mucho si el sistema es o no es sostenible, y ahora tenemos el gran dilema de si compramos o no la sostenibilidad del mismo. Los que tengan acceso a la información disponible y criterio para tamizarla lo tendrán mucho más fácil, que aquellos sin esta accesibilidad. Pues si, la sostenibilidad del sistema sanitario esta en venta, o mejor dicho, ha salido a subasta, y está claro quien va a comprarla y luego desmantelarla: el poder financiero.

La sostenibilidad del sistema sanitario es por un lado económica (cuanto se quiere gastar un país en su sistema de sanidad público) y por otro lado es fiscal (que parte de la riqueza de un país se usa en sanidad). En España se destina un 9,6% del PIB a sanidad, este porcentaje está en la media de los países de la OCDE y mucho más bajo que en países como EEUU donde se destina casi el 18% teniendo una esperanza de vida casi 4 años por debajo de la española. Entonces...¿por qué se dice que el sistema tal como está no es sostenible? Se ha demostrado que los sistemas privados de salud son mucho más costosos que los públicos y no por ello más eficientes, por tanto si cuestan más dinero alguien se llevará el diferencial, y por eso mismo los pujadores tienen claro que este es un pastel grande del que muchos quieren comer.

Un sistema sanitario puede ser económicamente sostenible y fiscalmente insostenible, como nos enseño el otro día en una clase del máster en salud pública y gestión sanitaria en la EASP J.J.Martín Martín. El sistema español lleva unos años reduciendo el gasto sanitario público, reducción en gran parte gracias al despido/jubilación de miles de trabajadores, sin que sean sustituidos con nuevos contratos. Además los presupuestos son menores, disponiendo de menos recursos.

Los mecanismos de la sostenibilidad fiscal son:

  • Incremento de los recursos fiscales (el dinero que el estado aporta para la sanidad)
  • Racionalizar las prestaciones tanto en cantidad como en calidad
  • Racionalizar la cobertura de dichas prestaciones
  • Incrementar la eficiencia del sistema

Tenemos que tener en cuenta que la recaudación de impuestos para el pago de la sanidad (al igual que otros servicios públicos) se ve afectada por el fraude fiscal (enorme en España), y en nuestro territorio el compromiso de las empresas con el estado es muy bajo. Todos sabemos de noticias sobre evasión de impuestos, paraísos fiscales y cuentas en B...por lo tanto la solución es sencilla: el sistema SI es sostenible, pero la falta de transparencia y el abuso fiscal hace que NO lo sea.Casi todas las empresas del IBEX 35 tienen vinculación patrimonial con empresas domiciliadas en paraísos fiscales.

Por lo tanto, tenemos dos circunstancias que hacen que la sostenibilidad se tambalee: por un lado si se privatiza la sanidad muchas empresas se verán beneficiadas al aumentar sus ventas (esto como casi todo es al fin y al cabo un negocio) y por otro lado la falta de ingresos en las arcas del estado debido al fraude fiscal del sistema financiero hace que no haya suficientes recursos económicos para sufragar los gastos de esta sanidad pública, haciendo necesaria la venta a empresas privadas. Es un circulo muy vicioso y muy bonito para muchos, donde ya se sabe de antemano con casi total seguridad quien se llevará la sostenibilidad a su colección privada.



Nuria López
@nunu_l

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada